Bienvenidos a Botellitas Humar

Bienvenidos a Botellitas Humar

Hola!!

Desde Argentina, queremos que conozcan nuestra colección de más de 1.400 botellitas miniatura, iniciada en Córdoba, Argentina, en la década de los 50, con algunas piezas que ya en ese entonces eran antiguas. Durante casi los últimos 18 años estas botellitas "durmieron" literalmente en cajas. Todas ellas están en su verdadero estado, aun en los casos en que su etiqueta o su contenido han sufrido el paso de los años. En este blog, comentaremos las más curiosas, interesantes o entrañables. Valoramos mucho los comentarios que nos dejen en sus visitas, ya sea aquí en el blog, en nuestra Página Web: http://botellitashumar.jimdo.com o en nuestro Mail: botellitas.humar@gmail.com


martes, 16 de marzo de 2010

UN FERNET ITALIANO Y UN PATO ARGENTINO – II

CAPITULO 2 - EL PATO – 2009, Villa Allende, Córdoba, Argentina
Como en tantas madrugadas, también se ve luz a través de las ventanas del Almacén y Bar Cóndor, en Villa Allende, cercana a la ciudad de Córdoba. Como en la botica de Don “Dino” Branca, en Milán, mujeres y desconocidos no son muy bienvenidos en la trastienda del Cóndor.  Es que hoy vino el “Pato”, y como siempre lo rodean los caddies, los amigos que comparten con él las empanadas o el asado en Mendiolaza (cuna del “Pato” vecina a Villa Allende).

Un cordobés ilustre, nuestro Ángel “Pato” Cabrera, gloria del golf, único argentino en la historia que ocupa un lugar entre los Top Ten del Ranking Mundial de Golf, único argentino en el equipo Internacional que enfrenta cada dos años al combinado estadounidense; ganador del 2007 U.S. Open, ganador del torneo de Augusta en 2009.
Para Villa Allende el Pato no es un ídolo lejano, de los que sólo se ven por televisión. Es el vecino de siempre, el que nació allí y vive allí. El que habla con cuanto amigo se le acerque como si fuera un vecino más. Su leyenda, la del hombre del saco verde, que ganó dos Masters y sueña con el tercero; que cuando vuelve a Villa Allende sirve asado a sus amigos en su casa y se prende en interminables partidos de truco regados de Fernet con Coca; parece correr de boca en boca.
Y hablando de bocas: esa noche en el Cóndor los paladares se remojan con una delicadeza cordobesa: Coca Cola con Fernet, ese licor amargo y fragante creado por Don Dino Branca en Italia.
Al “Pato” Cabrera le gusta contar la historia de cuando muchos años atrás, durante un Abierto Italiano, lo expulsaron de un restaurante porque al dueño le pareció extremadamente vulgar mezclar Coca con un bajativo tan elegante. Aquí en el Cóndor, el combinado se sirve de botellas plásticas de dos litros recortadas.
Y aunque esto tenga tonada cordobesa, no es un cuento del Negro Álvarez (humorista cordobés), sino pura realidad: 30% del fernet que se produce en Argentina se bebe en la provincia mediterránea. Y el fernet adquiere “pasaporte cordobés” al unirse con la bebida cola.
En nuestra colección, además de las micro botellitas de Coca y Pepsi Cola, indispensables compañeras en Córdoba, de un buen fernet, presentamos dos miniaturas de Fernet casi iconos de la bebida provincial cordobesa. “1882” de Porta Hnos, elaborado en Córdoba. y Branca, en una edición conmemorativa de los viejos afiches de Branca que se utilizaban para difundir el fernet en Argentina, en la época en que aun era importado y no tenía carta de ciudadanía.